AEROMODELNET

Sustituto para el Monokote


En este caso me voy a referir al nuevo sustituto del “monokote”; el mal llamado ORACAL, que en realidad es VINILO autoadhesivo, esencialmente hecho para gráfica.

Oracal es una marca de las tantas que encontramos en el mercado. Otras de buena calidad son AVERY, 3M, NESCHEN, etc. En todos los casos son importados.

Existen varios tipos de VINILOS: los Calandrados, los Fundidos, (este último, a su vez, se divide en traslúcidos y opacos), los reflectivos, los termo adhesivos, etc. Pero el vinilo que a nosotros nos interesa es el CALANDRADO.

Los fabricantes venden este material con garantía. Ellos dicen que un vinilo calandrado expuesto al sol, lluvia, viento, etc., dura de 3 a 5 años, según marca y tipo de calandrado. La duración implica que no perderá el color ni se despegará.

Con estos datos, nos es suficiente como para pensar que, podemos utilizarlo sin problemas en nuestros modelos (que no están expuestos al sol riguroso, ni a la lluvia, ni a ninguna condición climática extrema, salvo el viento).

Por otro lado, si lo comparamos con el “monokote” (que fue pensado para forrar nuestros aviones), el vinilo tiene algunas limitaciones. Como en el caso de forrar un ala no enchapada, con lo cual, quizás se nos complique para estirar, porque los vinilo no son termocontraíbles. Es más, este material tiene memoria, o sea que, si se logra estirarlo con calor, es probable que con el tiempo regrese a su lugar anterior. Un ejemplo de la acción de la memoria de este material podemos notarlo en camionetas ploteadas: el vinilo se levantará en depresiones o salientes, si no está correctamente aplicado. Lo ideal es colocarlo acompañando la forma base y NO estirarlo con calor. Este detalle es muy importante.

Como sabemos, el armado de un modelo es un trabajo artesanal y como tal, cada uno tiene técnicas diferentes. A la hora de forrar nuestros modelos sucede lo mismo. Pero yo trataré de transmitirles mi experiencia en la aplicación del nuevo y famoso vinilo, ya que lo uso cotidianamente para el graficado de carteles, vehículos o vidrieras.

Como este material es autoadhesivo, no necesitaremos de plancha alguna. Solamente utilizaremos un pulverizador (cargado con agua y unas gotas de detergente), una espátula plástica (como las que utilizan los chapistas y que se venden en cualquier ferretería). A ésta, la podemos cubrir con un paño de algodón, para que no ralle el vinilo. También nos podemos ayudar con una pelota de trapo (como la que utilizaban los antiguos lustradores de muebles, que ellos llamaban muñecas). Y además, necesitaremos cinta de enmascarar de papel.

El vinilo está compuesto por dos partes: el soporte y el vinilo propiamente dicho.

Tecnica de aplicacion

  • Una vez ubicado el vinilo exactamente sobre el lugar que uno quiere forrar, lo sujetamos con la cinta, por el medio en la parte más angosta.
  • A continuación, levantamos uno de los lados, despegamos el vinilo de su soporte y cortamos éste último. Es aquí donde uno empieza a transpirar. No se preocupe, esto es un buen síntoma.
  • Aquí podemos hacer alguna de estas dos cosas: una es pulverizar un poco de agua con detergente y la otra es no poner nada y avanzar con el pegado, ayudando con la espátula o muñeca. Las pasadas deben ser perpendiculares a la mano que sostiene el vinilo. O sea que, si nosotros sostenemos con la mano derecha, la izquierda pasará la espátula hacia arriba y hacia abajo y no hacia la mano que sostiene el vinilo.
  • El pulverizar es simplemente por si nosotros queremos retroceder en el pegado. De esta manera el daño será menor en la madera. En cambio si ponemos vinilo sobre vinilo, les aconsejo pulverizar, para que no quede ningún globo. Si quedara alguno, podremos pincharlo con una aguja. El agua, no quita adherencia al pegamento del vinilo. En pocos días, ésta se evaporará y el vinilo quedará por completo pegado. Éste es otro detalle a tener en cuenta porque, si uno pulveriza demasiado, es aconsejable no ir al otro día a volar porque nos podemos quedar sin vinilo en vuelo. Debemos esperar un par de días.
  • Sacamos la cinta, despegamos el soporte desde el centro hacia fuera y pasamos la espátula de la misma manera que antes.

Habría muchas cosas más para agregar, pero no quiero aburrirlos y verdaderamente espero que mi exposición les sea de utilidad.

Fuente: Rubén Marcelo Smud


Articulos de aeromodelismo